Una oreja y una ovación para Pedro en Frías

Vestido de rosa y Oro, abrían plaza, al son del paso doble, Pedro Montaldo y su cuadrilla a las 18,05 de la tarde

Bajo un sol de justicia, en una plaza típica de la zona de la Sierra de Albarracín, salió el primero de la tarde. Sardo de pelaje y con una bonita cabeza pero a tenor de la verdad, escaso de kilos; hecho que ya ha condicionado el transcurso de la lidia, puesto que se ha quedado sin fuerzas tras el tercio de banderillas.

Recibió al eral con el capote, con medias bien definidas, intentando que la lidia se llevara a cabo en los medios, pases con pies quietos y con algún intento de revolera para terminar el tercio, digo intento porque el novillo no dio para culminarlo. Había mejorado nuestro matador respecto a su anterior puesta de luces.

En el tercio de banderillas, un primer intento fallido, con revolcón incluido para el subalterno, y dos pares poco reseñables.

Sin embargo, con la muleta el diestro se vino arriba y realizó buenos pases tanto por el pitón derecho como por el izquierdo. Culminando con pases de pecho, a pesar de que el novillo, en ocasiones, pecaba de cabeceo y se quedaba corto en la embestida.

Natalia Lopez Cuerva

Pero fue a la hora de matar donde se vio recompensada la faena. A pesar de que, desde las gradas, parecía que se colocaba muy lejos, el maestro clavó una estocada muy precisa y certera. De lo mejor de la tarde.

En el segundo, un toro con más carácter y fuerza, Pedro tuvo muchas dudas. Pero supo contrarrestarlas con esfuerzo y torería. Con el capote, le costó más porque el aire no le favorecía y el toro aprendió rápido, a la más mínima intentaba colarse.

Además, y para deleite de los aficionados, el diestro se atrevió con las banderillas y tras un fallo en el primer par, colocó el segundo con tanto arte como cualquiera que lleve 10 años en la tauromaquia.

Escuchó a sus maestros y le dio al toro lo que pedía, espacio y tranquilidad, consiguiendo pases más largos y bonitos. Aunque le faltó continuidad.

Con la espada, en este caso también se le dio muy bien, a pesar de un intento fallido, a la segunda fue certera.

La falta de continuidad y el error en la espada le costó la segunda oreja y a las 18,55 de la tarde salía de la plaza con merecida ovación.

Natalia Lopez Cuerva

novillos de Raúl González.

Estocada y oreja

Dos estocadas y ovación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s